Té rojo para adelgazar

Comienza el curso escolar y casi como una tradición nos hacemos proposiciones para lo que queda de año, de la misma manera que lo hacemos copa en mano el treinta y uno de diciembre.

También es tradición eso de adelgazar, en mi caso he sido flaco toda mi vida, y nunca me he preocupado por lo que comía o dejaba de comer. Pero lo de no preocuparse, con los años se convierte en unos suculentos michelines, que a los ojos de mi amada son del todo antiestéticos, y para mí bastante incómodos de llevar.

Y sí como la mayoría, me he propuesto adelgazar. Tengo la suerte de tener a mano una amplia variedad de tés que ayudados por una dieta equilibrada, léase no comerme hasta el mantel y comer sano, son muy efectivos para ver desaparecer los flotadores.

Todo el mundo dirá que esto se hace antes del verano y que se llama operación bikini, pero no, en mi caso después de emplear y observar en detalle los flotadores que me han acompañado durante todo el verano es cuando decido que ya nos son útiles y que debo deshacerme de ellos.

Ahora bien, cual es el plan.

Dicen los expertos que tomando cuatro tazas de té rojo de forma diaria y de ser posible después de las comidas se nota el efecto a mediano plazo, pero que no vale comerse una tarta de bodas uno solito y después tomarse una tacita de té para compensar. Dicen que la alimentación debe ser equilibrada y saludable, y que el té rojo lo que hace es acelerar el metabolismo del hígado ayudando a eliminar grasas, aparte de ayudar a eliminar líquidos.

Para que no se convierta en algo monótono intercalaré distintos tés, por ejemplo puedo tomar el té rojo naranja y limón o el mate verde que también tiene propiedades que aceleran el metabolismo y ayudan a eliminar grasas.

Seguramente en unos meses tendré cinturita de avispa. Allá voy con mi plan que no será difícil por cierto, porque el hábito de beber té ya está en mí.

Tags: , , , , , ,