Propiedades del Té

TÉ VERDE
El sabor del té verde es suave y delicado. Como todos proviene de la misma planta Camellia sinensis. Justo después de la cosecha se secan las hojas, se enrollan y se aplica calor, con el fin de evitar el proceso de oxidación.
El té verde al no estar fermentado conserva intactos los componentes vitamínicos, antioxidantes y medicinales existentes en las hojas.

Se recomienda la proporción de 12 a 15 gramos por litro de agua, infusionarlo de 2 a 3 minutos a unos 75 – 80º grados centígradosPROPIEDADES
Disminuye riesgo de infarto
Mejora la circulación
Diurético
Previene Diabetes y Tensión alta
Mejoran las mucosas y la piel
Ayuda a adelgazar
Previene la caries
Potencia el sistema inmunológico

TÉ ROJO
El té rojo conocido también con el nombre de pu-erh, es una variedad del té verde, que aparece en sí como consecuencia de un proceso de maduración de las hojas. Se caracteriza por un proceso de fermentación muy largo, que dura varios años.
Cuanto más largo sea el proceso madurativo del té rojo mejores serán sus beneficios, sus efectos curativos, sus propiedades, y en definitiva su delicado sabor. El té rojo aporta innumerables beneficios para la salud.

Se recomienda la proporción de 12 a 15 gramos por litro de agua, infusionarlo de 3 a 5 minutos a unos 100º grados centígradosPROPIEDADES
Quema grasas
Beneficia el metabolismo hepático
Previene infecciones
Desintoxica
Depurativo
Refuerza el sistema inmunológico
Estimulante

TÉ NEGRO
El té negro es el más clásico de los tés. Generalmente posee un aroma más fuerte y contiene más teína. Este té pasa por un proceso de elaboración que consta de un total de cuatro etapas: marchitamiento, enrollado, fermentación y finalmente secado.
Es muy rico en minerales como el calcio, cromo, magnesio, manganeso, hierro, cinc, fósforo, potasio, aluminio y flúor.

Se recomienda la proporción de 12 gramos por litro de agua, infusionarlo de 2 a 4 minutos a unos 100º grados centígrados

PROPIEDADES
Alivia la fatiga
Aumenta el riego al cerebro
Combate el dolor de cabeza y la hipotensión..
Antioxidante
Saciante
Estimulante
Diurético
Bajo en calorías

TÉ BLANCO
El té blanco es suave y aromático. El té más sencillo que existe, debido a que sólo se aplica el secado al sol o de forma mecánica.
Debido a este procedimiento el té blanco contiene un alto porcentaje de polifenoles naturales, sustancias que benefician la salud en general. El mayor antioxidante ofrecido por la naturaleza.

Se recomienda la proporción de 12 a 15 gramos por litro de agua, infusionarlo de 1,5 a 2 minutos a unos 70 75º grados centígrados
PROPIEDADES
Protector contra enfermedades cardiovasculares
Reduce el colesterol
Antioxidante
Aumenta las defensas

ROOIBOS

El Rooibos se trata de un arbusto que crece de manera natural en Sudáfrica, del que se han aprovechado tradicionalmente las hojas para elaborar infusiones. Con excelentes propiedades, esta infusión no contiene cafeína y es muy rico en minerales.
Su potencial actividad antioxidante dada la gran cantidad de
flavonoides que contiene- con el valor añadido de estar exento de cafeína y ácido tánico.
Una infusión de Rooibos de alta calidad se puede distinguir por su color de rubí y su dulce y suave característico aroma.

Se recomienda la proporción de 15 a 20 gramos por litro de agua, infusionarlo de 6 a 9 minutos a unos 100 grados centígrados
PROPIEDADES
Relajante
Antiespasmódico
Antialérgico
Eficaz contra el cólico del lactante
Regula los trastornos digestivos e intestinales
Fortalece dientes y huesos
Antioxidante
Remineralizante
Diurético suave, ayuda a perder peso

“Los valores son recomendaciones orientativas”